Santa Claus en Navidad 12

El querido Santa Claus; ese viejito regordete, vestido de rojo con sombrero y botas negras, que viaja alrededor del mundo depositando regalos debajo de árboles y dentro de botas a todos los niños que se portan bien y carbón a los que se portan mal.

Todos los niños del mundo esperan a Santa Claus con ansias y fe, esto es algo que sabemos muy bien.

Pero ¿De dónde viene Santa? ¿Dónde nació esta maravillosa historia? Aquí te lo contamos.

El Santa original era nativo de Lycia, un pueblo en la antigua Turquía durante el siglo IV d.C. En realidad, se llamaba Nicolás de Myra y era un sacerdote alto y delgado que amaba a los niños y era increíblemente generoso.

Cuenta la leyenda que Nicolás supo que uno de sus vecinos había quedado en bancarrota y que sus tres hijas estaban a punto de entrar al ambiente de la prostitución. Nicolás decidió entrar a la casa de su vecino y dejar tres bolsas rebosantes de monedas cerca de su chimenea. El hombre pudo salir de la bancarrota y las muchachas ya no se vieron obligadas a venderse en las calles. A partir de ahí, comenzó a tomar fama con muchos más actos generosos.

Cuando murió, unos monjes marianos llevaron su cuerpo a Italia y lo convirtieron en el santo patrón de Rusia y Grecia. Se cree que durante la cristianización en Europa, los pueblos germánicos traspasaron características del dios Odín a Santa Claus.

Cada país tiene su nombre para San Nicolás:

  • Estados Unidos- Santa Claus (este nombre se utiliza en la mayor parte del mundo)
  • Francia- Père Noël
  • Inglaterra- Father Christmas
  • Rusia- Padre congelado
  • Holanda- Sinterklaas (equivalente a Nicolás en holandés)

El Santa Claus original va vestido de verde. Pero su actual imagen se debe en mayor parte a un poema de 1823 del escritor Clement Clarke Moore, quien añade el trineo, los renos, la entrada triunfal por la chimenea y la bolsa gigante con juguetes.

También se le describe como un regordete bonachón. Por otra parte, el caricaturista Thomas Nast también aportó gran parte de la forma que Santa tiene actualmente.

El traje rojo, la gran sonrisa y el famoso “¡Jo, jo, jo!” fueron parte de una estrategia de marketing de Coca-Cola para vender su producto durante la Gran Depresión. ¿Quién iba a pensar que esa imagen sería la que se quedaría con nosotros por siempre?

Sea cual sea su origen, desde la desértica Turquía hasta el helado Polo Norte, de verde o rojo, con renos o sin renos, personaje comercial o histórico, Santa Claus es lo que más esperamos todo el año. Es al único al que le permitiríamos la entrada silenciosa y abrupta a nuestros hogares, pues sabemos que de igual manera recibiremos su mensaje de paz y amor.

Write A Comment